Alquilar un automóvil para poder desplazarse durante las vacaciones o cuando se necesita salir de la ciudad un tiempo es algo que es bastante común hoy en día, aunque no tanto cuando en pleno siglo XX se catapulto esta idea, aunque ya es común llegar a cualquier destino y poder alquilar sin problema alguno un automóvil, teniendo la innovación incluso en este siglo de poder hacerlo por la web es fácil preguntarse en algún punto cuando surgió esta idea y quien fue el emprendedor que concibió este tipo de negocio que se ha expandido a todos los rincones del mundo.

Una idea que movería al mundo, el alquiler de coches.

Con los primeros autos Ford modelo T1 el mundo comenzada a moverse, era indudable el auge desmedido que había conseguido este invento revolucionario en los inicios de la era automotriz.

Sin embargo gracias a este gran avance es que se origino la idea de poder alquilar estos autos al público en general y es que según la historia el surgimiento de los modelos T1 como medio de transporte para todos no era algo totalmente cierto.

Casi ninguno se podía permitir un coche propio

Para esa época era bastante difícil poseer un auto propio y no digamos usarlo regularmente, por lo que conllevo que aunque hubiera ventas en Ford el tener un auto fuera algo elitista y aun inaccesible para muchos, ante este dilema surgió la idea por parte de un hombre de nombre Josias Ellis Saunders o mejor conocido como Joe residente de Nebraska.

Quien en 1916  decidió publicar el periódico de Omaha World Herald su primera información sobre el alquiler de un auto Ford T1 que poseía aunque irónicamente no era de su propiedad Joe consiguió la aceptación de las personas de forma inmediata por lo que su primer cliente seria un vendedor que quisiera impresionar a una dama durante una cena al llevarla en su lujos Ford T1.

En ese momento el cobro era de 12 centavos la milla lo cual era medido por un artefacto rudimentario inventado por el mismo Joe, siendo así el crecimiento de su empresa fue notable, logrando alcanzar en solo medio año la cantidad de 18 Ford modelo T1 en su cochera para proporcionar el servicio de manera aumentada entre los habitantes y recién llegados a la localidad.

Auge del Alquiler de coches

Luego de esto lo siguieron diferentes pioneros en varias partes del país, como el propietario de Rent a Car Walter Jacobs quien construiría la franquicia más grande para alquiler de autos aparte de la Joe, teniendo esta finalmente la fusión con la compañía Yellow Cab Company, quien expandiría considerablemente el negocio con una fuerte inversión apostando a las ciudades más concurridas.

En la actualidad recurrir a un alquiler de autos es bastante fácil y prácticamente accesible para todo el mundo, por internet, en las estaciones de trenes asi como en los aeropuertos y complejos turísticos, este medio de tener un transporte particular temporal ha logrado posicionarse entregando el mejor servicio a aquellos que como los clientes de Joe necesitaban de un transporte económico y totalmente eficiente.